miércoles, 25 de abril de 2012

Làgrimas...



Y me alcanza la noche
entre girones de seda
la sal que en mi rostro 
forma un espejo
va dejando un rastro
de sentimientos...

De nuevo la luna
que grita despacio 
saltando entre historias
flotando en el tiempo
se lleva la gracia
va corriendo lento... 

Ly Rubio


8 comentarios:

  1. Las penas hay que extirparlas y tirarlas al precipicio del olvido estimada Ly.

    Bello y triste poema!

    Saludos y se feliz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las penas son parte del vivir Gilberto, y nos hacen disfrutar lo que sigue en el camino, saudos y gracias :)

      Eliminar
  2. La sal de una lagrima recuerda al mar... ese oceano en el que a veces nos sentimos perdidos ansiando una pequeña isla donde parar a descansar.

    Precioso Ly.

    Besos almendrados ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi isla todo es azul, en todas sus tonalidades, la sal corriendo por mi rostro me transporta a ella, un abrazo con mucho cariño Tey, gracias por estar :)

      Eliminar
  3. Esas lágrimas que aunque cierres tus ojos, brotan igual con la fuerza de la tristeza.
    Hermoso Ly.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rene :) un gusto recibirte y leer tu comentario, un beso

      Eliminar
  4. Las penicas nos sirven para seguir en el camino, recogiendo la parte positiva que hay en ellas...Equilicua, que la sal es tan necesaria como el azúcar...Gracias Ly por tu visita, yo también me quedo, lo poquico que he leido, me ha gustado, felicidades..Un besico, de esta murcianica..

    ResponderEliminar
  5. la sal formando un espejo en el rostro, qué hermoso verso, qué hermoso poema, qué hermoso blog, saludos

    ResponderEliminar

Deja tu huella,...